De nuestra singular relación con el tiempo

Nuestra inmanente forma de experimentar el tiempo constituye, sin lugar a duda, un fenómeno que ha despertado el interés de destacados pensadores. Cada experiencia provee de sentido y matiz al monótono conteo de segundos que registran un reloj o un oscilador. Por ende, no es cierto que no podamos interferir en el tiempo del que disponemos, porque la intensidad de los días que vivimos pasará a modular su recuerdo.

¡Me interesa! "De nuestra singular relación con el tiempo"