«Arbre», mon cor t’enveja

Les ciutats són el present, el futur i el punt de trobada on es gesta el progrés. Però les hem de pacificar, hem de fer-les més naturals i més humanes, perquè el ciment i aquest ferotge bombardeig d’informació no donen descans al nostre sistema nerviós, que no té temps per processar tot allò que percep. La història d’un mateix va inevitablement lligada a la memòria i la qualitat dels records, per tant, ha de ser objecte de cura.

M'interessa! "«Arbre», mon cor t’enveja"

De nuestra singular relación con el tiempo

Nuestra inmanente forma de experimentar el tiempo constituye, sin lugar a duda, un fenómeno que ha despertado el interés de destacados pensadores. Cada experiencia provee de sentido y matiz al monótono conteo de segundos que registran un reloj o un oscilador. Por ende, no es cierto que no podamos interferir en el tiempo del que disponemos, porque la intensidad de los días que vivimos pasará a modular su recuerdo.

¡Me interesa! "De nuestra singular relación con el tiempo"

Entre la brújula y la veleta

Quiero creer que nuestro grado de dependencia del medio no es total, e independientemente de que al final mi libre albedrío no sea más que un placebo darwiniano, procuro actuar en sintonía con aquello que me acerca más al hombre que quiero ser. Quiero creer que puedo ser brújula y no solo una veleta. Quiero elegir, pero a veces me cuesta descifrarme.

¡Me interesa! "Entre la brújula y la veleta"

La sinapsis del porqué

Nos ocurre a todos. A veces no resulta trivial retener en la corteza cerebral de uno aquella experiencia que días, meses o puede que años atrás dio comienzo a un proyecto de vida: el primer tiempo del primer compás de una enésima sinfonía de la que, por pecar de a largo plazo, ya solo queda el automatismo.

¡Me interesa! "La sinapsis del porqué"